Mi historia 2017-08-04T21:20:08+00:00

¡BIENVENIDOS!

Soy Jose Carmelo y me gustaría compartir con vosotros el viaje que me ha traído hasta aquí.

Nací en Barcelona, en una familia humilde y trabajadora, donde el amor, las risas, los valores y la educación era nuestro pan de cada día.

Pronto toco cambiar Barcelona por Palma, donde tuve la mejor infancia que un niño puede tener, horas y horas, jugando sin parar, donde los partidos de fútbol duraban hasta caer el sol.

Recuerdo cómo iba descubriendo nuevas sensaciones, cuando en los partidos me echaba a un lado muerto de cansancio, y sin venir a cuento salía de mi ayudar a mis compañeros a ganar el partido desde la banda… tenía 8 años.

A ello hay que unir dos años más tarde, donde el verano de 1990, mi tío Diego, el hermano pequeño de mi padre, me llevó por primera vez a un gimnasio, y me regalo una camiseta de tirantes que aún conservo.

Esa experiencia marco un punto de inflexión que germinaría en mi años más tarde, como la analogía del bambú japonés, fue madurando interiormente junto a las inseguridades propias de la adolescencia, para brotar a los 16 años, quería ser culturista, pero tenía un problema… pesaba 57 kilos para medir 1,75 cm.

Pasar de adolescente a joven, fue todo un calvario, no encontraba mi lugar, académicamente me motivaba lo justo, podría obtener mejores notas pero me daba igual, solo pensaba en quitarme el complejo que tenía por mi extrema delgadez.

Había muchísima información a la que recurrir, mil teorías, ganar peso, aumentar este músculo o aquel, devoraba toda revista que caía en mis manos, hasta que internet hizo acto de presencia.

Si hay algo que es propio de mi, es persistir e insistir hasta alcanzar aquello que quiero. Bien, pero en el campo de la ciencia del cuerpo humano, no es suficiente. Si bien me llevo a poder modificar mi cuerpo, seguía sin estar satisfecho.

Los días de ensayo y error, tuvieron en 2008 un momento crucial en mi vida, tras mucho tiempo con molestias, y diversas lesiones, un doctor me dijo:

“Si quieres seguir haciendo deporte, te tienes que operar”

Fue el golpe más duro a nivel personal había recibido hasta la fecha. Verte en una cama, con el brazo en cabestrillo, sin saber si volvería no sólo a hacer deporte, sino a tener una vida normal, era una pesadilla sin fin.

Por suerte la vida nos pone ángeles, en forma de médicos y fisioterapeutas, que nos ayudan a volver no sólo igual que antes, sino mejor. Tuve que pasar por el mismo trago, tocaba el otro hombro, la historia se repetía.

Y ahí dije se acabaron los experimentos, debo encontrar como decía Bruce Lee: “la causa de mi ignorancia”.

Tomando como referencia a mi ídolo Bruce, hice lo propio dentro de mi campo, buscar las mejores escuelas para formarme, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Suecia, etc…

A medida que mi formación se completaba, iba teniendo más claro mi objetivo, mi misión:

Me encanta ayudar a las personas a superar sus propios límites, hacerles creer que lo aparentemente parece imposible, en realidad está mucho más cerca de lo que ellos creen. Utilizando un enfoque más a largo plazo, que a corto plazo, dando a entender que un estilo de vida saludable, es mejor opción que el rendimiento a corto plazo, si bien uno debe adaptarse a las necesidades de cada individuo de forma honesta y sincera, exponiendo los pros y contras de cada situación.

Suscríbete y descárgate uno de mis planes de entrenamiento totalmente gratis.

SUSCRÍBETE

Suscríbete para recibir uno de mis planes de entrenamiento, completamente gratis.