kBox, historia de una casualidad.

¡Hola a todos!

Estoy muy feliz de poder escribir desde esta nueva sección, porque al igual que a muchos de vosotros, para mí también hasta hace no mucho, fue todo un descubrimiento.

Como en tantas otras ocasiones, el destino, la casualidad, hace acto de presencia cuando menos lo esperas. Mi particular Big-Bang se debe a la siguiente fotografía.

Este dúo, compuesto por la Srta. Mireia Belmonte y el Sr. Fred Vergnoux, tras su nuevo éxito en los Juegos Olímpicos de Río 2016, fue objeto de un reportaje en el canal Teledeporte, en el que se hacía un seguimiento de los métodos de entrenamiento del Sr. Vergnoux. El documental no se encuentra la red, pero di un trozo del mismo, atención a los segundos 0:27-0:30.

Esos tres segundos me llamaron poderosamente la atención, ¿qué era esa “rueda” anclada a una especie de “step”?.

Tras buscar en Google, encontré la solución, la información me remitía a Suecia, y su nombre era:

Me puse en contacto con Johan A. Larsson, director comercial, su amabilidad, trato y cercanía me sorprendió, todo eran facilidades, ante la batería de preguntas que me surgían. Fue él, quien me puso en contacto con Leandro Fernandez, distribuidor exclusivo de Exxentric en España y Portugal, para tratar de colaborar juntos.

Entre correos entrantes y salientes, se publicó la siguiente imagen:

La activación muscular  del entrenamiento con Flywheel (kBox) era entre un 40-60% mayor al resto.

Tenía que conocer esa maravilla, gracias a Leandro y la directiva de Exxentric (Erik, Martin, Fredik, Johan, Henrik, etc.), organizaron un curso exclusivo para mí, todo un detalle por su parte. La misión tenía un rumbo: Bromma, Estocolmo, Suecia.

Los -4 grados y la oscuridad del aeropuerto a las 16:00 horas, me indicaron que ya había llegado. Tras enamorarme de sus calles, las decoraciones navideñas que reinaban por cada esquina, casas, tiendas, parques, era precioso pasear y perderse para buscar un restaurante.

Llegó el gran día, me recibió Fredik Correa, Cofundador de Exxentric, y me presentó a todo el equipo de Exxentric, tuve la sensación de entrar en casa, tengo grabadas todas y cada una de sus sonrisas.

Tras las presentaciones nos pusimos en marcha, no había un segundo que perder.

Henrik me puso al día de todo: información del producto, estudios realizados en distintos deportes, funcionalidad, etc. Tras la clase teórica, me invitaron a comer a un restaurante típico de comida sueca, Fredik y Henrik son unos anfitriones nivel TOP.

Tras comer, comenzamos la parte práctica. Jamás olvidaré la sensación de notar como el 170% del peso que generas, tira de uno hacia abajo. Me avisaron, pero confiaba en mis años de entrenamiento, error, cura de humildad en toda regla.

Mi cara en las siguientes imágenes habla por sí sola, no había pose que valga, quería exprimir todos y cada uno de los segundos que estaba subido en la plataforma, había que dar el 101%.

 

La experiencia superó con creces todas mis expectativas, amables, atentos, predispuestos, cercanos, es un honor sentirme miembro de la Familia Exxentric.

Amigos, solo puedo resumir mi experiencia con vosotros en una palabra. (Gracias, en sueco).

Me despido dando mi más sincera enhorabuena a nuestra campeona Mireia Belmonte, a su entrenador Fred Vergnoux y al resto de técnicos del Centro de Alto Rendimiento de Granada, por su excelente entrega, labor y rigor científico que hacen que nuestros atletas, tengan cada vez mejores resultados.

 

Un saludo a todos, ¡hasta pronto!

JC

 

 

Por | 2017-02-22T20:14:54+00:00 febrero 22nd, 2017|kBox®|Sin comentarios

Deje su comentario

¿QUIERES RECIBIR EL PACK DE BIENVENIDA?

SÍ QUIERO