Entrevista con Ana Ribas, Judoka de la Selección Española y Nutricionista de Élite.

¡Hola a todos/as!

Aquí estamos de nuevo, tratando de haceros pasar estos calurosos días de verano de la formas más amena posible.

Hoy tengo el placer de presentaros a uno de los mayores talentos nacionales dentro del mundo de la nutrición y el rendimiento deportivo, nuestra querida Ana Ribas

Competidora del Equipo Nacional Universitario de Judo, licenciada en Nutrición por la Universidad Complutense de Madrid y nutricionista del Consejo Superior de Deportes (Gobierno de España), como podéis observar es un currículo brillante para una chica tan joven, aquí os dejo con nuestra pequeña entrevista, ¡disfrutadla!.

JC:  Bueno Ana, toda tu vida relacionada con el deporte… deportista de élite (campeona de España, etc..) en el mundo del judo y ahora lo vives desde detrás de los focos, que diferencias notas entre ambos lados? ¿Cuál te satisface más? ¿Qué echas de menos de la competición, cual fue tu mejor momento dentro de ella?

AR: Hola José, primero agradecerte la oportunidad de participar en la web. El deporte de alto rendimiento me ha aportado muchos valores que puedo aplicar en mi profesión. No creo que pueda elegir entre ser nutricionista y judoka, porque las dos cosas van de la mano en mi caso y nunca me hubiera atraído tanto el mundo de la nutrición sin haber participado en un deporte por categorías de peso, donde la primera competición es contra la báscula. Lo que más echo de menos de la competición es el gusanillo que se tiene antes de cada combate, debido a la incertidumbre que se tiene sobre el éxito o el fracaso tras tanto entrenamiento. En el mundo laboral ese gusanillo es difícil encontrarlo, tan sólo cuando me enfrento a un público es cuando vuelve a suceder (presentando estudios de investigación en congresos, dando charlas o impartiendo clases). Pero por otro lado, gracias a mi profesión puedo ayudar a muchos deportistas a no cometer los mismos errores que cometí yo a la hora de dar el peso. Así que disfruto de otra manera del mundo del deporte.

JC: ¿Qué te llevó a elegir el mundo de la nutrición, más que por ejemplo el papel de entrenadora?.

AR: Desde muy pequeña el judo me obligó a someterme a dietas muy restrictivas para alcanzar mi categoría de peso y eso hizo que el mundo de la nutrición me atrajera. Aunque he de decir que siempre me ha gustado comer.

JC: ¿Cómo dirías que ha ido evolucionado la nutrición deportiva en España, desde que empezaste a competir a día de hoy a nivel élite?.

AR: Pues gracias a la ciencia, cada vez se investiga más sobre el papel que juega la alimentación en el rendimiento deportivo. Es lo que se llama el entrenamiento “invisible” del deportista, por lo que poco a poco va adquiriendo más importancia en un mundo que se está convirtiendo en multidisciplinar. Ahora hay varios pilares que sustentan el resultado de un deportista, no sólo uno, como antes se pensaba, que era el entrenamiento.

JC: ¿Qué metodología sueles utilizar para encontrar las necesidades individuales de cada persona? ¿Qué parámetros sueles utilizar con los atletas y demás clientes?.

AR: Una entrevista personal es la manera más eficaz de valorar cómo trabajar con cada individuo, ya que el criterio de evaluación a la hora de someter a alguien a dieta no debe basarse tan sólo en datos analíticos (un peso, un índice de masa corporal, una determinada actividad física o un determinado objetivo). Un buen nutricionista no tiene que entregar una dieta impresa, sino que debería plantear objetivos realistas a la persona con la que trabaja, tener mano izquierda para corregir sus errores nutricionales y para desmentir los mitos en los que cree esa persona (que no son pocos gracias a la desinformación que hay en internet…) y además mantener motivada a la persona que trabaja con él para alcanzar sus objetivos, ya que siempre que se modifican los hábitos nutricionales se sale de una “zona de confort” y hay que poner en la balanza qué sacrificios hacer para conseguir lo que nos proponemos. No existen las dietas perfectas, sino el nutricionista que sabe llevarte por el camino correcto.

JC: ¿Cuál ha sido el caso más complicado con un atleta, de cara a tener que alcanzar su forma? (no hace falta que digas nombres sino quieres jajaja).

AR: Pues no es fácil decirte cuál ha sido el más complicado, porque me he encontrado ya con bastantes casos difíciles. Pero una chica en concreto que presentaba la típica triada de la mujer deportista (trastorno de la conducta alimentaria, amenorrea y osteoporosis), fue la que más me preocupó.

JC: Hace poco estuve con Gary Tubes y Alan Aragon en un debate sobre la importancia de la insulina en la composición corporal, de cara sobre todo a la pérdida de grasa, ¿utilizáis protocolos distintos entre atletas de élite y los usuarios/clientes que solo buscan estar en forma?

AR: Yo siempre he creído en la individualización de los planes de alimentación que confecciono para las personas con las que trabajo. Los deportistas de élite tienen un gasto energético mucho mayor que el de cualquier persona de a pie, pero no por ello son súper hombres, tienen el mismo metabolismo que los demás. Así que en función de sus características individuales trabajo de una manera o de otra. Al igual que un cirujano que hace guardias de 24 horas no tiene la misma dieta que una administrativa, un maratoniano no va a tener la misma dieta que un boxeador.

JC: Mi amigo Martin MacDonald, nutricionista del equipo olímpico de halterofilia de UK piensa que cuando quiere fastidiar a un atleta que vacila de su porcentaje de grasa, usando la DEXA se le bajan los humos, ¿qué te parece a tí dicho sistema? ¿Cuál crees que es el más exacto para los atletas y los usuarios de a pie?

AR: El DEXA es uno de los métodos más precisos para conocer la composición corporal de un individuo, pero no debemos olvidarnos de que emite radiación y por lo tanto no es una herramienta recomendable a la hora de realizar evaluaciones muy periódicas de nuestros deportistas. El Bod pod también es un método muy preciso, aunque tiene también bastantes inconvenientes: es muy caro, su análisis conlleva bastante tiempo y además no es transportable. Al final lo más práctico acaba siendo un análisis antropométrico realizado por una persona bien cualificada. Dependiendo del porcentaje de grasa de la persona a la que nos enfrentemos, la bioimpedancia eléctrica también puede ser útil a la hora de controlar la composición corporal de un individuo.

JC: ¿Cuáles son tus recomendaciones nutricionales para los usuarios chicos y chicas que quieran mejorar su composición corporal?

AR: Lo importante es intentar mejorar paso a paso nuestros hábitos nutricionales, pequeños cambios en nuestra vida cotidiana pueden ofrecernos grandes resultados.

Ha sido todo un placer tener entre nosotros a una pedazo de  profesional como Ana, la cual nos ha dado todo tipo de facilidades para la entrevista, teniendo una agenda apretadísima.

Y una mención especial al padre de Ana, mi querido compañero de fatigas Juan, quien fue el artífice de que hoy podáis conocer a otro talento más de  nuestro gran mundo del rendimiento deportivo.

¡Disfrutad del verano, en breve más información y nuevos artículos, no os lo podéis perder!

Un saludo y….

¡A POR TODAS!

JC

Por | 2015-07-13T20:34:37+00:00 julio 13th, 2015|Entrevistas|Comentarios desactivados en Entrevista con Ana Ribas, Judoka de la Selección Española y Nutricionista de Élite.

¿QUIERES RECIBIR EL PACK DE BIENVENIDA?

SÍ QUIERO