Bruce Lee, la automotivación del Siglo XX, 5 claves para llegar a tener como límite lo ilimitado.

¡Buenas tardes amigos!

Hoy no he podido evitar escribir sobre un icono del Siglo XX, y que continúa siéndolo en el XXI, mi ídolo el Sr. Bruce Jun Fan Lee (1940-1973).

Mucho se ha escrito sobre su sistema de lucha, su faceta como actor, etc. Este hombre  no solo luchó en sus películas o dando sus míticas clases a celebridades como James Coburn, Roman Polanski, Steve McQueen, Karem Aldul Jabbar, etc; sino que tuvo que hacer frente al racismo, tanto el Hollywood,  como en su propia tierra Hong Kong,  cuando ésta estaba colonizada por los británicos; a su vez tuvo que enfrentarse a la comunidad china por enseñar artes marciales a los Wei-lo (demonios blancos), una lesión crónica de espalda que le tuvo varios meses sin apenas moverse, presiones por la fama de todo tipo, y una cantidad sin fin de rumores.

Pero lo que la mayoría del público desconoce, es la faceta autodidacta tan importante que tuvo este hombre, en sus cortos 32 años de vida llegó al punto de tener una biblioteca personal de 2000 libros; como me comentó Joaquín Marcelo (el instructor de Jeet Kune Do con mayor grado en Europa) : ” Cuando estuve en su biblioteca, me preguntaba.. pero este hombre  ¿cuándo dormía? ¡tenía todos los libros llenos de anotaciones!”

El destino estuvo de su parte, cuando tras las numerosas peleas callejeras y pensar que le podría pasar al verse solo sin su banda “los 8 tigres de Junction street”  tras él,  su padre le llevó a estudiar junto al gran maestro del  estilo Wing Chun Kung Fu, Yip Man, quien le fue introduciendo poco a poco en el mundo filosófico existente en las artes marciales, donde predominan los conceptos taoístas acerca de la fluidez, la rigidez, el autoconocimiento etc…los cuales causaron un gran impacto en el joven Bruce. Si a ello le sumamos su formación adquirida en su etapa de EEUU entre 1958-1971, con autores de la talla de Alan Watts, Napoleón Hill, Jiddu Krishnamurti o  Kahlil Gibran, tenemos el caldo de cultivo perfecto para dar forma a ese carácter tan perfeccionista como el  suyo,que dio lugar a ese carisma único que cual supernova sigue brillando 41 años después de su muerte.

Tras esta pequeña biografía para conocer un poco el orígen de este pequeño gran hombre, quiero mostraros los cinco principios que Bruce llevaba a rajatabla consigo mismo, (a mi modo de ver obviamente) que le permitieron crecer interiormente hasta niveles estratosféricos, llegando a ser sino llega es por su repentina muerte , en uno de los primeros actores de Hollywood  en cobrar un millón de dolares por película.

Los 5 principios de Bruce Lee para el éxito:

  1. Todo proceso de conocimiento implica autoconocimiento. Qué quería extraer y/o decir Bruce con esta frase taoísta?  La conclusión es que para rendir en cual ámbito sea deportivo, laboral, personal, sentimental, etc.. todo el conocimiento externo nos sirve para conocernos mejor a nivel interno, ¿ crecer como persona o  individuos? ¿ qué aporta todo ello? Nos aporta tener objetivos claros y definidos, conocer mejor nuestras virtudes y defectos para potenciar unas y pulir otras,  aumentar nuestra autoestima/nuestros recursos, para dar el 100% en un mundo tan competitivo como el de hoy.
  2. Pensamiento Positivo.Como reza uno de los poemas favoritos de Bruce, escrito por Napoleon Hill  ” Si piensas que estas perdido, lo estás; si crees que no puedes, no lo harás…“, nos enfrentaremos a millones de circunstancias, obstáculos, que pueden poner en duda nuestro proyecto u objetivo, es ahí donde radica tener el estado mental adecuado, para no sabotearnos a nosotros mismos, y poder ser lo suficientemente resientes para salir airosos y reforzados sea cual sea la razón que nos impida progresar, lo cual nos lleva al siguiente paso.
  3. Determinación. Aquí es donde todo el trabajo mental del segundo punto se canaliza cual rayo láser, es fundamental creer en uno mismo, saber que no importa lo que suceda, sea lo que sea, pase lo que pase, nada nos va a separar de aquello en lo que creemos, ese ferviente deseo que no permitirá bajar la guardia, dando un paso adelante aunque parezca que todo esta perdido.
  4. Librarse de lo preestablecido. Siempre llega un momento donde toca dar un paso más, innovar, romper ciertas reglas, desoír comentarios o recomendaciones,  para seguir adelante porque algo dentro de nosotros nos dice que es lo correcto, aquello que nos acerca a nuestro objetivo se encuentra a la vuelta de la esquina, si bien no hay que malinterpretarlo como un “hago lo que me da la gana”, sino que me refiero utilizar nuestro pensamiento positivo y nuestra determinación para unirlo con nuestro sexto sentido, esa intuición que da lugar a buscar donde nadie antes lo hizo, a investigar ese campo que parecía olvidado, y posteriormente podáis decir: véis estaba en lo cierto!!!
  5. Proceso de análisis y mejora continua. Este principio tiene una palabra que hoy día se viene utilizando en gran medida en seminarios y curso de Coaching,  lo que en Japón se denomina KAIZEN, cabe destacar que Bruce se pasó literalmente con este principio, llevándolo a extremos no saludables, de apenas dormir, comer cuando podía, debido un brainstorming continuo sobre sus entrenamientos, ideas para películas, etc;  el director de la película Operación Dragón Robert Clouse, contaba como recibía llamadas a altas horas de la madrugada porque Bruce había tenido una idea para mejorar el guión de la película. Lo importante para nosotros, es el hecho de que es necesario tener una mentalidad muy abierta para que nuestro ego no nos perjudique, y seamos capaces de analizarlo todo sobre la marcha por si es necesario dar un nuevo impulso, tomar una nueva ruta o realizar cualquier tipo de cambio que mejore nuestras prestaciones como deportistas, o nuestro negocio como empresarios… por ejemplo Bruce observó que su sistema de lucha Wing Chun se encontraba muy limitado en un combate real, sus desplazamientos y su arsenal técnico era muy pobre, hasta el punto de terminar exhausto un combate, el cual según el tendría que haber terminado en segundos y le llevó tres minutos, terminando con los nudillos inflamados porque no hacía mas que golpear en la cabeza del adversario. ¿Qué hizo? revisar toda su preparación física y marcial, comenzar a investigar en otras artes para mejorar en aquello que consideraba útil para ÉL, Bruce apostaba por lo genuino, por la innovación, no por ser una copia de alguien, sino porque cada uno de nosotros, es un ser único y especial que puede aportar un aire fresco en cualquier ámbito. Como Bruce dijo: “Siempre sé tu mismo, exprésate, ten fe en ti mismo. No busques una personalidad con éxito y la imites.”

Podría estar horas escribiendo sobre este hombre, porque a mí como para muchos millones de personas fue un gran ejemplo y una gran influencia, no como artista marcial o actor, sino como el pedazo de ser humano que fué, que con sus defectos y virtudes como todos nosotros, supo transmitir un mensaje de ánimo para que “No miremos el dedo, y no nos perdamos la gloria celestial”.

Os dejo con un vídeo que recoge sus mejores frases.

Hasta siempre Bruce.

Hasta la próxima amig@s!

A POR TODAS!

JC

Por | 2014-10-29T19:45:49+00:00 octubre 29th, 2014|Motivación|Comentarios desactivados en Bruce Lee, la automotivación del Siglo XX, 5 claves para llegar a tener como límite lo ilimitado.

¿QUIERES RECIBIR EL PACK DE BIENVENIDA?

SÍ QUIERO